El pasado viernes, 28 de abril, Achalay, dentro de su programa de Diversidad, celebró una nueva masterclass dedicada especialmente a los jóvenes mayores de 18 años con discapacidad intelectual.

Pasan los días y la Asociación Achalay sigue creciendo en todos los ámbitos. Si el pasado mes de marzo, los videojuegos fueron el punto de partida; en este caso, el protagonismo recayó en la fotografía y más concretamente en el lighpainting. Una divertida técnica que juega con los colores y la luz. Como es costumbre, el taller comenzó con una ronda de presentación de cada uno de los integrantes para despertar un ambiente de familiaridad entre los mismos y fomentar el compañerismo y soltar, de paso, los nervios iniciales.

Gustavo, profesional fotográfico, y David Tanarro, responsable del área de Diversidad de Achalay, fueron los encargados de impartir el taller y explicar de forma básica cómo funciona una cámara para comenzar.

La actividad consistió en captar los movimientos de las linternas con la cámara mientras la sala se quedaba a oscuras. Los participantes, mayoritariamente en parejas, debían utilizar las linternas como pinceles y a partir de ahí dibujar en la penumbra. La complejidad de los dibujos esbozados sobre la cámara fue aumentando con el paso del tiempo: desde figuras simples como corazones o nubes, hasta dibujar la silueta de un compañero o una espada láser, súper poderes, coronas… Todo ello acompañado de un flash que iluminaba los rostros de los jóvenes con la intención de reconocerse dentro de la fotografía.

En medio de un gran ambiente, y en un abrir y cerrar de ojos, la clase llegó a su fin. Entretanto, los alumnos, impresionados, no dudaron en compartir sus impresiones con los presentes. “¡Esto es pura magia!”, “es muy bonito”, exclamaron algunos. El brillo de sus ojos no mentía y es que además de aprender, se lo pasaron en grande.

*. Achalay quiere agradecer, muy especialmente, la colaboración y el gran trabajo desempeñado por Marta Francisco, Alba de Pablo y Marina Bermúdez, estudiantes del doble grado de Periodismo y Comunicación Audiovisual de la Universidad Carlos III de Madrid, (UC3M) presentes durante toda la actividad.

 

¡ESTO ES PURA MAGIA!

David Valle García
“Cuando surgió la oportunidad de unirme a Achalay no lo dudé ni un segundo. Porque todas las personas merecen tener voz y presencia.”

Prensa y Comunicación