El pasado 23 de noviembre, Herbert Smith Freehills nos abrió sus puertas para compartir una mañana con nosotros. Resulta abrumador cómo tanta gente pudo sacar tiempo de donde no lo había para escucharnos, atendernos y para compartir con nuestros alumnos sus anécdotas y aficiones.

Conseguir organizar una mesa redonda entre trabajadores de la empresa y alumnos de LICEO, donde poder compartir experiencias, inquietudes y poder expresar las dificultades a las que se tienen que enfrentar los jóvenes con discapacidad intelectual, sabemos que no es tarea fácil.

Por eso queremos agradecer a todos los trabajadores de HSF, y en especial a Iria y a Esther, su tiempo -que sabemos que es oro- pero sobre todo su implicación y el cariño con el que nos han acogido.

¡¡Por muchos encuentros más!!